Uber continúa sin respuesta a la solicitud de autorización de funcionamiento presentada ante el Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoveqroo) tras vencerse el plazo, a más de 90 días de ingreso.

A través de un comunicado, la empresas señaló que continuará “velando por los derechos de la sociedad cancunense”.

Además, insiste al gobierno que no siga ignorando las resoluciones de los jueces federales.

Alega que a pesar de haber cumplido con los requerimientos y procesos legales, la empresa aún no ha tenido respuesta del Instituto de Movilidad de Quintana Roo a la solicitud de autorización operativa.

Por su parte, Bibian Castillo, delegada del Imoveqroo, comentó que aún no han recibido información, y que “esta información lo mantiene el Jurídico del estado”.

Antecedentes del freno a Uber

Previo a la solicitud, Uber promovió un juicio de amparo en contra de la Ley de Movilidad del Estado en junio de 2018.

Como resultado, en diciembre pasado un juez federal otorgó una suspensión definitiva y el 26 de marzo de este año se requirió al director del Instituto de Movilidad cumplir con los términos de dicha suspensión y a su vez la resolución en un plazo de 24 horas para permitir la operación de Uber en Quintana Roo.

Ante ello, la empresa de transporte insiste que está dispuesta a cumplir con la normativa y que las autoridades no están tomando en cuenta las necesidad de la población.

“Las autoridades dejan a un lado a los ciudadanos, otorgando beneficio a minorías e intereses particulares, ignorando los procesos que la plataforma ha seguido (…) Algunas autoridades han declarado que no es posible otorgar la autorización por la falta del Reglamento a la Ley”.

Servicio en stand by

Saúl Crespo, gerente de Comunicación de Uber, aseguró que la plataforma está lista para operar y brindar servicio a los cancunenses y turistas «que buscan una opción accesible, confiable y con un servicio 5-estrellas”.

Recordó que desde el cese temporal de operaciones han buscado cumplir con lo establecido por las autoridades locales.

«Hemos enfrentado serios obstáculos que nos impiden ofrecer a los cancunenses una opción de movilidad que permita trasladarse de manera confiable y accesible”.

Con más de 450 socios registrados en la plataforma, Uber se encuentra a la espera de la autorización.

De no obtener respuesta pronto, en Quintana Roo podrían perder más de 18 mil viajes en Semana Santa, según estimaciones de la compañía.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *