Conoce a México desde las profundidades

317 0

Parte de la riqueza de México se encuentra oculta bajo la tierra; cuevas profundas, ríos subterraneos, grutas y cenotes forman parte de los atractivos del país, particularmente, las dos últimas.

Las grutas son orificios bajotierra formadas por la filtración del agua de lluvia y su paso a través de las rocas durante miles de años. En ellas se forman estalagmitas y estalactitas, estructuras conformadas por la acumulación de sales y minerales, con diversas formas. Los cenotes, por su parte, son pozos de agua con gran profundidad, alimentados por filtración de lluvias y corrientes de los ríos cercanos.

ClickBus te recomienda los mejores destinos para el turismo subterráneo.

Grutas de la estrella

Se encuentran en Tonatico, un pueblo cercano a Ixtapan de la Sal. En su interior podrás admirar las distintas formaciones que se hacen en sus estalagmitas y estalactitas, como el mamut, los novios la cruz y el águila.

Grutas de Cacahuamilpa

Se localizan entre los estados de Guerrero y Morelos. Aquí podrás apreciar formaciones naturales en las rocas y de un ambiente relajante entre el silencio y la iluminación de las cavernas.

Es importante llevar ropa cómoda y adecuada, además de una muda de ropa por si te animas a nadar en el río subterráneo. Procura llevar sólo los artículos necesarios que te permitan avanzar con agilidad.

Sac Actún

Es un conjunto de cenotes en la Riviera Maya. Es ideal para hacer snorkel y buceo en la caverna y cuevas, mientras observas la fauna de la selva virgen.

Además, lo interesante de este conjunto de cavernas es que están unidas a manera de laberinto, por lo que sin duda será toda una travesía recorrerlas.

Grutas de Tolantongo

Observa increíbles formaciones localizadas dentro de las cavernas, llenas de diversos minerales. También podrás adentrarte en el río subterráneo de las grutas, sus pozas termales y recorrer la ruta de senderismo en el parque ecológico del lugar, sin dejar atrás sus cascadas.

Karmidas

Estas grutas se localizan en el estado de Puebla, en el municipio de Zapotitlán. Es una de las grutas con más difícil acceso, pues necesitas llevar un equipo de iluminación adecuado, además de ropa que te ayude a soportar las bajas temperaturas de las aguas del arroyo.

La erosión del manto volcánico se ha encargado de producir curiosas formas en las rocas, como ‘La mujer acostada’, ‘El helado volteado’ y ‘La lluvia de estrellas’.

Asimismo, te fascinará La laguna encantada, en la que el reflejo de las formaciones de minerales asemeja una ciudad sumergida.

Dos ojos

Este cenote tiene una profundidad aproximada de 120 metros. Es idóneo para practicar el buceo y el snorkel, como en La Cueva de los Murciélagos, que cuenta con aguas cristalinas para observar a los peces que habitan en ellas.

Su nombre proviene de los 2 cenotes que se unen entre sí por cavernas cortas, simulando ser dos ojos. Además, aún puede albergar más misterios, debido a que su exploración inició en 1986 y, hasta el momento, continúan explorando.

Ik Kil

Entorno rodeado por la exótica selva, hábitat de animales como tucanes y cardenales. En las noches es posible escuchar a las ranas y simios que habitan. El cenote cuenta con aguas claras y frescas. Además, es una parada obligada por su cercanía a Chichén Itzá y Ek Balam.

Comentarios en Facebook

Related Post