Emocionado por la confianza en la calidad de su cocina que fundó hace 40 años al lado de su amigo el chef Jorge Tec, Sandro Müller agradeció a los hermanos Montes de Oca por continuar esta gran tradición culinaria, ahora con una nueva sucursal del afamado sello gastronómico Rolandi.

Los asistentes a la inauguración disfrutaron una degustación de algunos de los sabores que distinguen a este restaurante.

Por supuesto, brindis, música y muchas anécdotas en torno a un lugar emblemático que continúa la tradición en un nuevo código postal.

 

 

 

Comentarios en Facebook

Related Post