hombre en la luna

La nueva carrera espacial a 50 años del hombre en la luna: Cristina Alcayaga

262 0

Houston, aquí base ‘tranquilidad’, el águila ha alunizado: es la primera frase famosa emitida por el ser humano desde la luna hace 50 años, cuando el Apolo 11 se posó sobre el astro.

Los que tuvimos la oportunidad de presenciarlo; como buenos adolescentes curiosos nos plantamos frente a la radio o al televisor -esos de pantalla de vidrio abombado, con imagen blanco y negro- para seguir paso a paso la crónica de Jacobo Zabludovsky desde telesistema mexicano sobre la conquista de la Luna.

El éxito de la misión dio para innumerables relatos épicos que vale la pena recordar, como el angustioso momento en que Amstrong tiene que tomar el mando del módulo para alunizar porque el lugar programado en la computadora es un cráter de 30 metros de diámetro. Aldrin y Amstrong y relataron que la maniobra se logró a 1 segundo de consumir todo el combustible y que estuvieron a 18 segundos de abortar la misión.

Les recomiendo una recreación de este capítulo en la película ‘El Primer Hombre’ filmada el año pasado.

La Luna se vuelve a poner de moda 50 años después de haberla tocado; durante la conmemoración de este hecho, el presidente Donald Trump anunció una nueva era de exploración para “restablecer el liderazgo de su país y liderar al mundo en el espacio”. Prometió el regreso a la luna en el 2024 con la misión ‘Artemisa’ que consiste en establecer una base además de alcanzar la conquista del planeta Marte. Para ello ha destinado 1600 millones de dólares adicionales a los 21 mil millones de presupuesto de la NASA.

Han surgido más competidores. China envió en enero una nave no tripulada al lado oscuro de la luna, Rusia proyecta enviar una misión tripulada en el 2025; la India acaba de mandar la nave Chandrayaan 2 que explorará la luna con un robot durante un día lunar (14 días terrestres).

El interés común es el helio-3, un combustible para fusión nuclear que puede resolver la demanda mundial energética y también por motivos comerciales para explotar de manera turística la luna. -Imagínense eso… pero para despedirme les dejo una frase del poeta Gustavo Adolfo Bécquer:

En el majestuoso conjunto de la creación
Nada hay que me conmueva tan hondamente
qué acaricie mi espíritu y de vuelo a mí fantasía
como la luz apacible y desmallada de la luna …

Por Cristina Alcayaga

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *