Destruyen manglares en Yucatán para construir casas

Destruyen manglares en Yucatán para construir casas

241 0

Destruyen manglares en Yucatán para construir casas supuestamente con permiso del Ayuntamiento de San Felipe

Más de dos mil metros cuadrados de manglares en la comunidad portuaria de San Felipe, Yucatán, fueron rellenados con maquinaria para levantar pies de casas, supuestamente con permiso del Ayuntamiento de la localidad.

Dichos manglares formaban parte dentro del Área Natural Protegida Reserva Estatal Dzilam de Bravo. Es por ello que tras comprobar el daño causado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), en contra del mandatario de esa localidad, Felipe Marrufo López.

La Procuraduría atribuyó a Marrufo López y otras personas, a quienes no identificó, las actividades de derribo de manglares y relleno de humedal para la construcción de casas en San Felipe.

Estas acciones se consideran delito según el artículo 420 del Código Penal Federal. Para el delito de tala de manglares rojo, blanco, negro y botoncillo se establece una pena de seis meses a nueve años de prisión y de uno a nueve años de prisión por cambio de uso de suelo en terrenos forestales para el relleno de un humedal.

Reanudan trabajos en la zona afectada

Sin embargo, la diputada federal del Partido Acción Nacional por Yucatán, Cecilia Patrón Laviada, junto con los pobladores de San Felipe, denunciaron que hace unos días se reanudaron los trabajos de construcción en esta zona.

Y es que además continúan con la destrucción de los manglares para construcción de calles y accesos, que no sólo provocan un daño al medio ambiente, sino también un foco de infección.

La portavoz aseguró que ya prepara una nueva denuncia ante la Profepa por estos hechos. También dijo que buscará, de manera abierta, dar seguimiento al proceso, ya que algunos de los pobladores que denunciaron los hechos, han empezado a recibir amenazas.

Ecocidio de manglares en San Felipe

Cabe mencionar que no es la primera denuncia por este hecho. En el 2018 se dio a conocer que el Área Natural Protegida Reserva Estatal Dzilam de Bravo estaba siendo objeto de actividades de destrucción por parte de funcionarios del ayuntamiento del municipio de San Felipe.

Tras darse a conocer la noticia, los trabajos de deforestación se detuvieron. Sin embargo, el 7 de mayo de 2019 ingresó de nuevo maquinaria pesada para llevar a cabo la ‘limpieza’ de esta zona.

El 25 de mayo de 2019, los trabajos se detuvieron, pero la mayor parte de esta zona ya se encontraba deforestada. Sin embargo, el 29 de mayo continuaron las actividades de cortar, desmontar, talar y rellenar el humedal, pese que en su gran parte ya se encuentra destruida.

Cabe recordar que el 12 de junio la diputada Cecilia Patrón presentó un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Senado para solicitar la intervención de la Semarnat y de la Profepa para detener los trabajos dispuestos y autorizados por las autoridades municipales de San Felipe.

Hasta el momento no hay medidas necesarias para impedir la destrucción de esta reserva, y/o sancionar a los responsables que realizan actividades de destrucción de esta zona, lo que representa un ecocidio y violaciones de diversas leyes federales y tratados de los que México es parte.

Quizás te pueda interesar: Promueven la adopción de mascotas en Cozumel

Comentarios en Facebook

Related Post