El maíz, origen y promesa para los Mayas: Cristina Alcayaga

El maíz, origen y promesa para los Mayas: Cristina Alcayaga

300 0

El Libro Sagrado de los Mayas, el Popol Vuh, relata como el maíz se usó para crear al hombre, por los progenitores llamados ‘Gucumatz’ y ‘Tepeu’: “De Paxil, de Cayalá, así llamados, vinieron las mazorcas amarillas y las mazorcas blancas.” ….. “De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne; de masa de maíz se hicieron los brazos y las piernas del hombre. Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres”.

Esta texto ejemplifica la gran importancia que tuvo el maíz, no solo para los Mayas sino para todas culturas prehispánicas de Mesoamérica, como base de su alimentación y cultura pues tenía influencia en su economía, su ciencia y su religión. El gran adelanto del Calendario Maya -por ejemplo- tuvo su origen en la necesidad de conocer a la perfección los ciclos de cultivo.

Siglos después el mundo ha cambiado y en la actualidad identificamos a los pueblos indígenas, más por su estado de marginación y pobreza que por su, cultura milenaria. En ello también va también su degradación alimentaria pues, aunque siguen dependiendo del maíz; las condiciones ambientales y sociales actuales no les permiten producirlo y aprovecharlo como en el pasado.

Sin embargo, el maíz puede seguir siendo una gran fuente de alimentación para estos grupos a través de la biofortificación lo que ayudaría a disminuir la desnutrición en zonas donde hay poca oportunidad de combatirla. Investigadores del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo fundado hace 53 años, desarrollaron el Maíz con Calidad Proteínica (QPM) reconocido en el año 2000 con el Premio Mundial de la Alimentación. Estos logros tuvieron como antecedente los estudios del Dr. Norman Borlaug, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1970, exmejorador de trigo en el CIMMyT.

El Maíz QPM se ha probado con éxito en Etiopía, tres países de África y en America Latina se ha concentrado en Guatemala, Nicaragua y Colombia. Combate la deficiencia de micronutrientes que son las vitaminas y minerales; fortalece la Vitamina A y el Zinc que contribuyen al crecimiento a incrementar las defensas de niños, y mujeres embarazadas. El mecanismo es a través de programas colaborativos que llevan las semillas a las comunidades y les enseñan a sembrarla y a preparar alimentos más nutritivos.
Sería fenomenal que en México pudiéramos llevar el maíz QPM a quienes lo necesiten, sólo se requiere voluntad y gestión. ¿Se imaginan a los habitantes de la zona Maya de nuestro estado con estos recursos? Yo sí, y me emociona la idea de verlo realizado.

Me despido de ustedes y les invito a seguirme en Twitter @Cristinalcayaga

Comentarios en Facebook

Related Post