El T-MEC resultado de Trabajar por México: Cristina Alcayaga

El T-MEC resultado de trabajar por México: Cristina Alcayaga

183 0

El martes de la semana pasada fue un gran día pues las imágenes de las noticias mostraban a todas las fuerzas políticas reunidas en Palacio Nacional respaldando con su presencia la firma de los acuerdos a que llegaron los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá, para aprobar definitivamente el T-MEC que sustituirá al Tratado de Libre Comercio. Un suceso inédito como no se había visto en todo el año, en que había privado solamente la confrontación y la descalificación del adversario, pero ahora todos estaban unidos, alineados en un consenso común por el bien de México.

Es un hecho notorio debido también a la importancia económica que tuvo el Tratado vigente desde 1994 y que durante 25 años otorgó grandes beneficios a México. Pero Donald Trump al llegar a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, quiso cancelarlo.

El 30 de noviembre del 2018, durante la cumbre del G-20 en Argentina, los presidentes de los 3 países miembros: Trudeau, Peña Nieto y Trump firmaron las condiciones de lo que sería el nuevo TLC. Sin embargo, el presidente norteamericano tuvo más exigencias y el acuerdo estuvo a punto de fracasar. Es cierto que México ha diversificado su comercio exterior. Junto con el T-MEC ha celebrado 12 Tratados Comerciales con distintos países. Los principales son: con la Unión Europea, con Centroamérica, el TPP que es el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y con socios tales como Japón, Suiza e Israel, entre otros. Pero no se puede hacer a un lado que nuestro principal socio son los Estados Unidos con quienes se hace el 70% del comercio exterior.

Se destrabaron de común acuerdo temas referentes a justicia laboral, normas ambientales, reglas de origen sobre el acero, plazo para patentes de medicina y biotecnológicas, así como protección de datos; aspectos que obligan a los 3 países, así como los mecanismos para su cumplimiento y solución de controversias, pero lo más importante es que se establecieron las reglas internacionales reconocidas por las partes, para que México opere en beneficio de esta alianza. También se estima que, con la certeza jurídica, se incrementará inversión extranjera directa.

Todo iba bien hasta que sorprendentemente aparecieron los inspectores laborales que mandaría Estados Unidos a las empresas, para revisar que se cumplieran las normas laborales y hoy tenemos una discusión inmensa, nacional desde el Poder Ejecutivo, la Secretaría de relaciones Exteriores, el Senado, los medios de comunicación, que esperamos se resuelva por el bien de este esfuerzo colectivo.

Me despido de ustedes y les invito a seguirme en Twitter @Cristinalcayaga, no sin antes desearles una ¡Feliz Navidad!

Comentarios en Facebook

Related Post