Rafael del Río, la historia hotelera que se extinguió

Rafael del Río, la historia hotelera que se extinguió

5048 0

Fue en marzo de 2015 cuando don Rafael del Río nos abrió las puertas de su segunda casa, su oficina, y su vida para una entrevista íntima con Cancuníssimo, donde dejo constancia de su dedicación y profesionalismo, para recordar desde sus vivencias, el mundo de la hotelería dentro de Cancún en sus inicios. Hoy se dio a conocer que ese faro de historias y vivencias, se extinguió.

Don Rafael del Río arribó al caribe mexicano en 1979, proveniente del Sheraton de la Ciudad de México, para hacerse responsable del entrenamiento y capacitación en el área de división de cuartos del Sheraton Cancún, debido a que en esa época se necesitaba de especializar al personal en la atención al turista.

“El Sheraton lo inauguraron tres ocasiones, pero la más importante fue cuando tuvieron la Cumbre Norte-Sur en 1981”, relató en aquella entrevista brindada con jovialidad y alegría.

Añadió que la cumbre vino a dar prestigio al hotel y le tocó toparse con personalidades de la política internacional, como Margaret Thatcher, Ronald Reagan, Indira Ghandi, Ferninand Marcos, entre varios más,

“Bajabas de un piso y era como estar en otro país, en un piso sentías el olor al te británico, en otro el café turco, y luego veías soldados en el piso jugando barajas, para después pasar a la formalidad del servicio secreto”, contó.

También recordó su época en el hotel Hyatt y Grupo Palace, en Suites Brisas, donde se convirtió en el empleado más antiguo de la empresa, donde vio el nacimiento del grupo y la innovación en la inversión.

De la hotelería, habló sobre la importancia de seguir puliendo es el valor agregado, en el personal, las experiencias, entre otras cosas, para generar la fidelidad de los huéspedes.

Para quienes laboraron junto a él, don Rafael se ganó el título de ‘maestro’, por su disciplina y convicciones leales, tanto en lo laboral, como en lo personal, además de tener una mirada sagaz para contratar personal que formó y ahora ocupan posiciones directivas en diversas áreas.

Hasta el momento de la entrevista, habló con orgullo de sus tres hijos y su esposa.
“Mi familia es todo lo que tengo, 3 hijos y una esposa a la que adoro; en casa suelo ser muy consentidor, quizás por haber tenido una educación y vida muy dura, pero apoyar y cuidar el bienestar de tus allegados es crear y tener una familia, sin importar las vicisitudes”, expresó.

En esa amena entrevista finalizó diciendo que “así estuvo el inicio, yo venía contratado por tres meses, pero esos tres meses hasta el día de hoy no se me acaban”, mientras sonreía recordando lo vivido en el Caribe y fue este mar azul turquesa, quien decidió nunca jubilarlo de lo que más amaba, hasta el final de sus días, dejando un hueco en la historia hotelera del destino más importante de México.

Aquí puedes encontrar la entrevista completa

Comentarios en Facebook

Related Post