Desde su entrada parece un paraíso, quizá por eso su nombre significa ‘lugar donde empieza el cielo’. Es una fuente de vida de más de 528 mil hectáreas y un ejemplo de resistencia contra la modernidad y que marca un sendero de sustentabilidad para las comunidades que habitan, desde tiempos milenarios, en su interior

La Reserva de la Biosfera se ubica dentro de los municipios de Felipe Carrillo Puerto y Tulum. Frente a sus costas se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del planeta, mientras que tierra adentro extensos manglares dan paso a la selva, hogar de diversidad de flora y fauna.

Sus aguas transparentes, esplendor de Quintana Roo, se abren paso por canales que corren entre manglares que emergen sobre roca caliza y que se abren hacia un punto de abastecimiento de la cultura maya. Y es justo ahí, donde la maravilla del manglar demuestra su importancia como hogar de cientos de especies de aves, peces y reptiles, pero también como el sistema de purificación de agua dulce más importante del mundo que permite detener, incluso, la fuerza del mar ante tormentas y huracanes.

Los cocodrilos, parte vital de este ecosistema, escarban y abren brechas en la mitad de la zona de humedales, lo que permite la expansión de manglares y crear redes pluviales que llevan agua y tierra dentro en un equilibrio perfecto que ha sobrevivido miles de años y que se busca siga permaneciendo lo más intacto posible.

Sólo basta cerrar los ojos un instante y sentir que el manglar vive. Escuchar los pastos moverse por el viento y el caudal de las corrientes de agua, siguiendo esas rutas trazadas por la naturaleza, que han sido usadas por generaciones, desde los primeros mayas hasta los primeros años del nacimiento de Quintana Roo.

Sustentabilidad y responsabilidad

Es en Muyil donde comienza la aventura que representa Sian Ka’an, una comunidad que lleva más de 30 años realizando tours, y el primer proyecto ecoturístico que operó en la región con recorridos en lagunas, manglares, zonas arqueológicas y chicleras.

De acuerdo con Gonzalo Merediz, director ejecutivo de la asociación Amigos de Sian Ka’an, Muyil es el ejemplo de lo que se puede hacer cuando la comunidad se suma a la preservación, ya que la propia comunidad ha descubierto el sustento que representa el ecosistema que habitan y la importancia de su conservación.

Modelos como este, que se enfoca en el turismo selectivo, no masivo, ha generado se busque replicar en otras zonas del sur del estado. “En muchas partes del mundo se ha volteado hacia la importancia de la llegada del turismo que pague lo justo por conocer estos lugares para garantizar que no afecte el ecosistema”, expresó.

El turismo sustentable ha generado otros proyectos como Maya Ka’an (‘donde la tierra late’), que funciona con cooperativas indígenas que brindan servicios a los visitantes y también se encargan de las labores de conservación y protección.

“Su éxito no se mide por la ocupación de cuartos de hotel, sino por el retorno social de la inversión y evitar la creación de círculos de miseria alrededor de los puntos turísticos”, expresó.

Los retos del ‘paraíso’

El crecimiento desmedido de zonas cercanas a Sian Ka’an, que trae consigo la deforestación de la porción de selva baja que rodea la reserva, además de la falta de un Plan de Desarrollo Urbano, tanto en Tulum como en Felipe Carrillo Puerto, aumenta el riesgo de ‘asfixiar’ al ecosistema. “No sabemos a dónde van a parar miles de litros de aguas residuales que se generan al día en Tulum, pues su centro poblacional está teniendo un crecimiento importante, pero desordenado en materia ambiental. Todo impacto, aún a varios kilómetros de la reserva, se resiente aquí al estar interconectado”, aseveró.

Lo cierto, es que a pesar del peligro latente, la naturaleza ha mantenido un refugio único en Sian Ka’an, donde la mano del hombre aún no toca ni destruye el ecosistema, que permanece como fiel centinela en espera de nuevos viajeros a sus canales mientras disfrutan de atardeceres de ensueño en sus costas de arena blanca.

Carlos Matus

Foto: Erik Marfil

Comentarios en Facebook

Related Post