Cómo lucir un cabello liso… y ¡hermoso!

Cómo lucir un cabello liso… y ¡hermoso!

214 0

Muchas veces escucho en el salón, esos deseos de tener un cabello tonificado, sano, hermoso, colorido, lleno de luz y con movimiento, pero que no tengan que invertir mucho tiempo diario en su peinado y que les dure todo el día perfecto, y pienso en lo fácil que sería lograrlo si les recomiendo ponerse una peluca, pero el camino fácil no siempre es el mejor. Por suerte, hoy en día tenemos un sin número de recursos para lograr cabellos hermosos.

Como siempre les digo, lo primero es hacer un análisis de sus necesidades, sus gustos, y por supuesto, lo que mejor le queda a su estructura.

Si tienes conflicto con el cabello crespo, indisciplinado, ondulado, etcétera, necesitas un tratamiento alisador. Básicamente existen dos: el alaciado permanente y el semipermanente.

Alaciado permanente

Este tratamiento modifica las moléculas de tu cabello, por lo que corres el riesgo de debilitarlo y maltratarlo, logrando un cambio en su forma original: un liso total. Muchos de estos tratamientos de alaciado contienen químicos muy agresivos y formol, este crea una capa impermeable dejando plastificada la fibra capilar. Mientras más veces te realizas el tratamiento más se plastifica el mismo, y como consecuencia, el cabello no puede respirar, y por lo tanto, no tiene vida por lo que finalmente se rompe.

Generalmente, pasados unos meses, el tratamiento se cae del cabello y este vuelve a respirar, pero obtiene un aspecto maltratado, encrespado, reseco. En estos casos, mi recomendación es un buen corte de cabello, y no dudes en invertir en tratamientos capilares hidratantes y restructurantes adicionales para nutrirlo y fortalecerlo, así como champús especiales y mascarillas.

Alaciado semipermanente

Nos permite transformar la textura natural del cabello reduciendo el volumen y logramos un peinado fácil, así como un cabello suave y brillante. Los tipos que hay son:

Queratina. Esta técnica es capaz de alisar, desencrespa y dar brillo. Tiene una duración de aproximadamente tres meses. En algunos casos contiene formol, que es un tratamiento fuerte, y un costo alto. No se recomienda en cabellos procesados, y es recomendable lo realice un profesional.

Brasileño. Es un tipo de alisado con queratina pero sin formol. Daña poco el cabello y normalmente mejora su aspecto: lo revitaliza, le da fuerza y mucho brillo, aunque no queda totalmente liso. Es un proceso caro, largo y cuidadoso (no debe lavarse el cabello por dos a tres días posteriores). Dura de cuatro a ocho semanas (según la frecuencia con que se lave).

Japonés. También llamado Yuko, es una técnica en la que se utilizan químicos (una formula con moléculas de oro) combinados con tratamientos térmicos. No se recomienda para cabellos teñidos o con mechas.

Carbocisteína. Es un aminoácido que facilita el alisado. La carbociteína actúa en la cutícula, junto con silicona, el ácido mandélico y sin formol, en la cutícula del cabello sin alterar la corteza. El cabello puede lavarse desde el primer día. Hay que evitar usar productos que contengan cloruro de sodio.

Taninoplastia. Es un tratamiento orgánico poco agresivo para el cabello. Entre sus componentes están los taninos, conservantes que se obtienen de la corteza de los árboles, y que actúan desde el interior del cabello generando una cadena proteínica dentro de la fibra, que con el calor de la plancha permite modificar la forma del cabello. Este proceso es de los más largos: aproximadamente cinco horas.

Additive-x tre. Crea una cobertura externa elástica y fortalecedora, dejando respirar al cabello. Libre de formaldehido, esta tecnología permite su aplicación en cabellos teñidos, decolorados, caucásicos y sudafricanos. Su resultado: cabelleras restructuradas, reforzadas, alisado limpio y lineal.

Lo importante es que vayas al salón por un diagnóstico y una aplicación profesional, y después tendrás que prestar especial atención a tu cabellera, como lavarla siempre con un champú sin sulfatos (shampoo di goji vegano libre de sulfatos), un acondicionador libre de ceras (maschera di goji) y, por supuesto, una mascarilla una vez a la semana. Cualquier duda con gusto estoy para ti.

Por Katia Monforte

Quizás te pueda interesar: Roma de Aline Oliveira: potente, sexy y rebelde

Comentarios en Facebook

Related Post